Sin embargo, hay que recordar que la administración es un camino, no un fin.

En el transcurso de los años la administración y su importancia han cedido terreno a otros conceptos de negocio.

Hoy se habla de redes neuronales, inteligencia artificial, internet de cosas, aprendizaje máquina y se esbozan los primeros modelos comerciales de computación cuántica

Por otro lado se piensa que la administración es recursos humanos, nómina, contabilidad, tesorería y demás gestión financiera de la organización de tal manera que se ha metido a la administración en una covacha

Adicionalmente, surgen nuevos modelos de desarrollo humano, gestión de procesos, metodologías ágiles y herramientas que buscan responder mejor a un mercado siempre cambiante, pero nadie habla de administración.

Se habla de “management” y se ha puesto tanto de moda que algunos son vistos como “rockstars”, haciendo eventos multitudinarios dónde dicen sus entendimientos de sus verdades y los comparten con quienes los quieren escuchar.

Michael Porter, S.R. Covey, Don Hellriegen, John Slocum por sólo mencionar a algunos de los muchísimos exponentes de estas teorías no hacen otra cosa sino hablar de administración.

La administración tiene varios principios, por ejemplo:

  • Principio de escalonamiento. Que estipula que una clara y firme cadena de mando debe enlazar a todas las personas de la organización con alguien de un nivel superior, hasta llegar a la parte más alta del organigrama
  • Principio de la reciprocidad: Obligación moral de los empleados de cumplir las reglas de la organización cuando ésta satisface ciertas condiciones
  • Principio de unidad de mando. Precepto que estipula que un empleado debe tener sólo un jefe
  • Principio de selectividad, un reducido número de características explican siempre una gran cantidad de efectos (también conocido como ley de Pareto)
  • Principio de justicia distributiva. Obligación moral de no hacer diferencias en el trato con los individuos a causa de sus características personales
  • Principio de control de conexiones. Precepto que estipula que se debe limitar el número de personas que rinden cuentas a un administrador

Por sólo citar algunos, que no son los más importantes porque todos son principios.

Y ¿A dónde lleva todo esto?

Pues a comprender que la administración lo es todo, desde el ama de casa que debe cuidar el gasto hasta empresas inmensas como las que quieren conquistar el espacio, sin administración no llegarían a ningún lado.

Debe entenderse entonces a la administración como el principio de todo esfuerzo empresarial y de negocio.

La administración se basa en procesos, la misma administración tiene un proceso administrativo sin el cual, no sería posible hacer administración

Las empresas tienen errores, y muchos. La gran mayoría son porque no son administradas con base en los principios administrativos y eso se traduce entre muchos otros en:

  • Conflictos
  • Retrasos
  • Problemas de autoridad
  • Errores
  • Pérdida de clientes
  • Reducción de ingresos
  • Desperdicio

La administración no pasa de moda, sólo se adapta a las circunstancias del entorno cambiando de nombre, pero sus principios permanecen inmutables.

Y al cabo de todo, todos somos administradores, algunos malos como yo, pero le echamos ganas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *