Sin lugar a dudas los tiempos actuales no se parecen en nada a cualquier cosa que hayamos vivido antes; y apenas está empezando.

Si bien, las empresas de retail o mercaderías tenían ya presencia electrónica (La extinta Gigante comenzó en el año 2000 su iniciativa de e-commerce con Sergio Ferragut, sólo para dar una idea de la importancia de este canal) el último año ha abierto un mercado inconmensurable, que puede ser atendido por quien lo quiera. Sin embargo, en este modelo de negocios tradicional no se han encontrado evidencias de avances con herramientas CRM, cuando la industria es una de las que más invierten en tecnologías de POS, ERP, cadena de suministro, BI, Big Data, etc; pero quizá la situación esté por cambiar.

Imaginemos una empresa que se va a dedicar a distribuir mercaderías por Internet, e imaginemos que monta un e-commerce y ofrece entrega a domicilio sin costo en puntos de la ciudad dónde tiene presencia y con un mínimo de compra para asegurar la rentabilidad con el gasto del envío. ¿Porqué necesitarían un CRM?

En mi opinión, el CRM debería estar conectado a la tienda electrónica, de tal manera que todo pedido que se genere se esté relacionando adecuadamente a una cuenta o un contacto, funcionalidad típica de un CRM, con sus funcionalidades estándar podría orquestar los procesos de logística, servicio al cliente, marketing, etc. nada nuevo bajo el sol.

La frecuencia, clave del modelo de negocio

Entonces, ¿dónde radica la importancia de tener conectado un CRM a una tienda electrónica? EN LA RECURRENCIA. Si el negocio es capaz de “adivinar” qué va a comprar el cliente y cuando, puede comenzar a hacer sugerencias pro-activas, enviar notificaciones de ofertas, promociones, e inclusive autorizaciones, pero vamos a ver a más detalle de qué se trata.

La única manera de competir con las grandes cadenas comerciales, que durante el último año adaptaron su modelo de negocio al comercio electrónico, baste ver en cada SAM’s cómo a la salida han dispuesto estantes y refrigeradores para el almacenamiento temporal de los clientes, es a través de la innovación. Desarrollar aquello que los grandes por su tamaño no pueden adaptar rápidamente; es decir se debe combinar agilidad, inteligencia y flexibilidad.

Y cómo entonces, un negocio de mercadería con sólo unos cuantos empleados, sería capaz de poder “adivinar” que va a comprar el cliente y cambiar el modelo de venta electrónico por uno de sugerencias cada vez más eficiente? Con inteligencia Artificial. Si el CRM es capaz de almacenar cada uno de los pedidos (que ya lo hacen) así como las fechas de compra, horarios de entrega, zonas y demás datos que se generan durante el pedido, un sistema podría comenzar a predecir la fecha, cantidad y producto que el cliente va a adquirir: en un modelo personalizado por cuenta.

A partir de estos datos, el sistema podría ser capaz de encontrar productos relacionados, formar kit’s, desarrollar ofertas personalizadas y muchas oportunidades más, como se explica en este artículo, de tal manera que se pueden comenzar a crear los cimientos de la hiperpersonalización.

¿Mucha tecnología para frutas y verduras?

Pero, y ¿ésto de qué serviría? sólo son mercaderías como frutas, abarrotes, alimento del perro… cómo se justificaría un proyecto de esas dimensiones? Visto desde un punto de vista simplista, quizá parecerían preguntas razonables, pero no olvidemos que el retail es una de las industrias que más invierten en tecnología, como se indicó en el párrafo 2 de este artículo y es justamente ahí dónde radica su importancia; EN EL CONOCIMIENTO.

Saber cuándo, qué, cómo, cuáles y todas las demás preguntas que se pueden responder a partir de comprender los hábitos de consumo de cada persona, permite desde el lado del front-office entre otras ventajas competitivas: generar ofertas personalizadas, empujar la venta superior, desarrollar la venta cruzada, manejar productos sustitutos y muchas cosas más; desde el back-office, permite distribuir mejor las mercaderías, anticipar los consumos de inventario y negociar mejor con los proveedores; todos estos deberían ser elementos suficientes para decidir, pero debe haber más.

A través del uso de algoritmos de aprendizaje automático, es posible conocer y anticipar las decisiones del consumidor, de tal manera que el modelo de negocio propone al cliente y a partir de su decisión se va mejorando. Esto es una ventaja competitiva sustentable en el tiempo

Pero para abarrotera o una startup que apenas inicia ¿cómo puede pagar por algo así?

Con código abierto, como primera opción. un sistema que incluya integraciones con cualesquiera aplicación como segunda condición, que además pueda automatizar los procesos operativos como tercer requerimiento y que ofrezca un modelo de Inteligencia Artificial enfocado en PyMes es posible

¿Ya existe?

Si, y es mucho más barato de lo que uno se imaginaría. dado que es un software dirigido a Pymes, los costos de licenciamiento son adecuados, pero eso no es todo, también cuenta con plataformas de aprendizaje gratuitas de por vida y un marketplace de algoritmos de inteligencia artificial, disponibles para ser probados antes de ser adquiridos y con esto, asegurar su funcionamiento

Y si no utilizara esta herramienta, ¿se podría hacer? si, pero el costo se convierte en un factor crítico y para una abarrotera o una startup que apenas inicia, seguramente tendría que esperar varios años a que se tuviera el flujo suficiente para una inversión de este tipo.

vtenext es la única herramienta en el mercado que combina el poder de un CRM con un motor de digitalización de procesos e Inteligencia Artificial incorporada en un modelo de Machine Learning

Si quiere más información de este u otros modelos de aplicación a su negocio, puede contactarnos en el formulario siguiente, con gusto podemos conocer su necesidad y desarrollar un caso de uso con los beneficios

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *